• Los pacientes con EPOC deben ejercitarse a diario

    Un programa de entrenamiento puntual no es suficiente. Pacientes con patologías como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) deben tener actividad física de forma habitual, a lo que se puede sumar un entrenamiento puntual. Esta conclusión le ha valido el reconocimiento de sus compañeros al investigador Asier Mañas.

    Asier Mañas junto a la imagen del póster ganador sobre la importancia del ejercicio habitual en el paciente con EPOC.
    Asier Mañas Bote

    El XI Simposio de Fuerza, celebrado recientemente en la Universidad Politécnica de Madrid, ha premiado un póster presentado por el investigador de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Asier Mañas Bote, miembro del grupo GENUD Toledo y especialista en actividad física y salud.

    Asier Mañas insiste en que un programa de entrenamiento puntual no puede sustituir la actividad física habitual 

    La principal conclusión del trabajo reconocido es que un programa entrenamiento puntual no puede sustituir la actividad física habitual diaria en pacientes con patologías como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

    En el marco de este encuentro impulsado por la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid, el investigador del grupo GENUD Toledo presentó el póster titulado ‘¿Puede un programa de entrenamiento volver más sedentarios a personas con EPOC que entrenan?’, reconocido con el primer premio por sus conclusiones en relación con el tratamiento de esta patología. 

    Los participantes tendieron a reducir su actividad física

    La principal es que, si bien un programa de entrenamiento concurrente de doce semanas mejoró la función músculo-esquelética en pacientes con EPOC, los participantes tendieron a reducir su actividad física moderada-intensa espontánea, mostrando de este modo un efecto compensatorio al programa de entrenamiento previamente aplicado.

    En la EPOC se produce
    una obstrucción al flujo aéreo
    y una dificultad para vaciar
    el aire de los pulmones

    Esto implica que, cuando se trata de ayudar a los pacientes con EPOC, “centrar los esfuerzos tan solo en las dos o tres horas semanales que dura su entrenamiento puede ser una visión simplista de la consecución de beneficios para su salud a largo plazo”.

    Mensaje para los entrenadores

    Un mensaje que traslada a los profesionales del ámbito deportivo: “Los entrenadores deben concienciar a las personas con patologías que un programa de entrenamiento no debe sustituir la actividad física habitual diaria, sino que ha de ser un complemento dentro de un estilo de vida activo y saludable”.

    Este trabajo se enmarca en el Estudio de Envejecimiento Saludable de Toledo (ETES), un proyecto de investigación en el que colaboran el grupo de investigación GENUD Toledo de la UCLM, que dirigen los profesores Luis Alegre e Ignacio Ara, y el Servicio de Geriatría del Hospital Virgen del Valle (Complejo Hospitalario de Toledo), bajo la dirección de los doctores Francisco José García García y Leocadio Rodríguez Mañas (Hospital Universitario de Getafe).

    El grupo GENUD Toledo (Growth, Exercise, Nutrition and Development) desarrolla sus principales líneas de investigación en aspectos relacionados con el crecimiento y desarrollo de la persona a lo largo de todo su ciclo vital (desde la infancia hasta la edad avanzada), con especial atención a los efectos que tanto la actividad física como la nutrición ejercen sobre la composición corporal y el metabolismo de las personas.

    Vídeo de la Sociedad Española de Neumología para entender qué es la EPOC.

    También le puede interesar:

    EPOC, la enfermedad que te ahoga

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *