• Herederos de Gregorio Marañón

    Cuando la Sociedad Española de Medicina Interna cumple 70 años, los internistas de las cinco provincias de Castilla-La Mancha definen su labor

    Hace 70 años, los médicos Carlos Jiménez Díaz, Gregorio Marañón, Teófilo Hernando, Juan Andreu Urra y Manuel Bermejillo fundaron la Sociedad Española de Medicina Interna. Sus homólogos en Albacete, Toledo, Guadalajara, Cuenca y Ciudad Real analizan ahora la importancia de una especialidad que ha sido la madre de todas. Junto a sus ‘hermanos’, los médicos de cabecera, los internistas son «la MEDICINA con mayúsculas».


    Interna, la MEDICINA con mayúsculas

    El Autor

    Dr José Antonio Nieto Rodríguez

    Jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca

    Medicina Interna Cuenca

    La Medicina Interna ha sido la MEDICINA, con mayúsculas, desde tiempos remotos. La Cirugía fue ejercida por otros profesionales durante muchos siglos y se consideraba un oficio de inferior categoría. Todo esto cambió en el siglo XIX al mejorar las técnicas curativas, los materiales y el conocimiento científico.

    A partir de entonces, la Cirugía comenzó un desarrollo espectacular y la Medicina Interna quedó como la parte que agrupaba a todas las enfermedades que no tienen tratamiento quirúrgico.

    Grandes médicos, como Gregorio Marañón o Carlos Jiménez Díaz, desarrollaron su profesión en este entorno y crearon la primera sociedad médica en España. Posteriormente, las continuas mejoras del conocimiento de las enfermedades y las mejoras de las técnicas de diagnóstico y tratamiento han venido provocando que a partir de la segunda mitad del siglo XX se desarrollaran las “especialidades médicas”,  que se fueron desgajando del tronco común de la Medicina Interna.

    Todas las especialidades médicas parten de Interna

    Así, los médicos intensivistas eran internistas que se dedicaban a la atención de pacientes graves e inestables; los gastroenterólogos eran los internistas que hacían endoscopias y centraban su actividad en las enfermedades digestivas, etc.

    Con el paso del tiempo, las especialidades se fueron desarrollando y llenando de contenido de forma independiente hasta el punto de que funcionan en secciones o departamentos autónomos, en muchos casos independientes entre sí. Además, su cometido es fácilmente identificable por la población, que ha venido demandando progresivamente su atención por su dedicación especializada a un área de la medicina bien delimitada.

    Hoy por hoy, se ha revitalizado el papel de estos profesionales y la versatilidad del internista lo convierte en una pieza muy valiosa en el sistema sanitario. Esto explica que en muchos países de nuestro entorno se incluya un periodo de formación troncal en Medicina Interna durante varios años, antes de iniciar la formación en una especialidad.

    Cumplidos 70 años, la Medicina Interna española mantiene su estructura social, se ha adaptado a los cambios importantes, ha sabido mantener su papel nuclear en el sistema sanitario y se podría anticipar que tiene un futuro prometedor.


    Medicina Interna: clave en el diagnóstico de casos difíciles

    El Autor

    Dr Julio González Moraleja

    Jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Toledo

    Medicina Interna Toledo

    Por su formación, los especialistas en Medicina Interna son muy  valorados en el estudio de casos de difícil diagnóstico. Es una especialidad fundamentalmente hospitalaria, que es responsable de cerca del 25% de las altas dadas en el hospital. Es, por tanto, clave en la organización y funcionamiento de un hospital.

    Dentro de las fortalezas de la Medicina Interna destaca la gran polivalencia de sus especialistas y su capacidad de adaptación a nuevas enfermedades, que se ha demostrado tanto en la pandemia de SIDA de los 80, como ahora en la actual por COVID-19. Los internistas han sido los primeros en enfrentarse a la pandemia y están soportado el mayor peso en su asistencia.

    Dominio de la historia clínica

    Utiliza, fundamentalmente, el dominio de la técnica de la historia clínica como base  para el diagnóstico. Sin embargo, está al día y se sirve de las nuevas tecnologías (ecografía, resonancia magnética, TC, entre otras) como herramientas complementarias solicitadas siempre sobre los cimientos de una buena historia clínica. Medicina Interna ha incorporado ya la ecografía a pie de cama como quinto pilar de la exploración física.

    En Toledo, además de la hospitalización convencional, el servicio ha desarrollado nuevas formas de hospitalización como son la Unidad de Corta Estancia/Unidad de Diagnóstico Rápido (UCE/UDR) o la Unidad Médica de Asistencia Compartida (UMAC).

    Desde enfermedades autoinmunes hasta el VIH

    En el Hospital Universitario de Toledo, el servicio ha potenciado y ampliado las consultas monográficas como la de enfermedades autoinmunes, la consulta del paciente crónico complejo (UCAPI), la del paciente VIH, la consulta post COVID y la consulta de lípidos. Se pretende también unificar en una sola consulta la atención a las enfermedades raras y minoritarias y llevar a la práctica un proyecto sólido de atención a la enfermedad tromboembólica. Desde la especialidad se considera prioritaria la colaboración con Atención Primaria con el  desarrollo de varios proyectos.

    La docencia, otra fortaleza

    La Docencia es una fortaleza de Medicina  Interna. En el servicio de Toledo reciben formación no solo sus 15 médicos residentes (3 cada año), sino numerosos médicos especialistas en formación de  todas las especialidades médicas, con el fin de adquirir conocimientos y habilidades en patología médica antes de dedicarse en exclusiva a su especialidad. Por la misma razón, el servicio contribuye a la enseñanza de los estudiantes de Medicina. En los últimos 4 años, la colaboración con la facultad de Medicina de la UCLM ha permitido que  los estudiantes de sexto curso de la Facultad de Medicina de Albacete roten por nuestro servicio, para tener una visión general del enfermo y no fragmentada por aparatos y sistemas.

    Por último, el servicio de Medicina Interna promueve la investigación clínica y la realización de tesis doctorales a través de sus principales líneas de investigación.


    «El internista está capacitado para atender múltiples patologías y coordinar la mejor atención al paciente»

    El Autor

    Dr José Javier Solera

    Jefe del Servicio de Medicina Interna del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete

    Medicina Interna Albacete

    La Medicina Interna es una especialidad en la que se aplica el conocimiento científico y la experiencia clínica para diagnosticar y tratar a adultos con una amplia gama de problemas de salud y enfermedades.

    Los internistas están capacitados en el manejo de pacientes que tienen procesos patológicos indiferenciados o multisistémicos. Atienden a pacientes hospitalizados y ambulatorios y pueden desempeñar un papel importante en la docencia y la investigación. De hecho, la Medicina Interna y la Medicina de Familia a menudo se confunden como equivalentes.

    Sin embargo, los internistas trabajan principalmente en los hospitales, siendo esenciales en los comarcales o de proximidad. El internista está capacitado para atender múltiples patologías y coordinar, derivando a hospital de mayor nivel, cuando el paciente lo necesita.

    De la mano del resto de los compañeros

    En nuestro hospital, la colaboración con servicios como Traumatología, Cirugía General, Neurocirugía o Angiología y Cirugía Vascular permite un mejor resultado quirúrgico porque se atienden desde el primer día las comorbilidades del paciente que debe intervenirse, como anemia, diabetes, insuficiencia cardíaca…

    El éxito de una cirugía o intervención puede ser un fracaso si no se detectan o tratan a tiempo complicaciones como una infección o un embolismo pulmonar.


    «Junto con nuestros hermanos los médicos de cabecera, somos los que estamos más cerca del paciente»

    El Autor

    Dr Lorenzo Sánchez

    jefe de servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Guadalajara

    Medicina Interna Guadalajara

    «Curar poco, mejorar bastante y cuidar siempre»

    En esta foto, incompleta por la ausencia de varios de los profesionales médicos y de Enfermería, se observan dos de las características del internista: la templanza y a la vez la inquietud, dos de los valores que permiten que seamos capaces de pensar en el paciente en su totalidad, tanto en la parte física y orgánica como en la social para lograr el bienestar que el paciente se merece. Como decían los clásicos, «curar poco, mejorar bastante y cuidar siempre».

    Se nos considera ya desde hace tiempo el pilar de la Medicina y en parte tienen razón. Junto con nuestros hermanos los médicos de cabecera, somos los que estamos más cerca del paciente en todas sus circunstancias y somos nosotros a los que llegan con más familiaridad.


    Medicina Interna es el tronco común de todas las demás especialidades

    El Autor

    Dr José Portillo Sánchez

    jefe de servicio de Medicina Interna del Hospital General Universitario de Ciudad Real

    La Medicina Interna es el tronco común del que se han ido desarrollando las diferentes especialidades médicas. Cuando a lo largo del último siglo se fue acumulando el conocimiento científico y desarrollando técnicas diagnósticas para cada órgano o sistema, cada vez más sofisticadas y complejas, se fueron desarrollando las especialidades médicas “específicas de órgano o sistema”.

    Las enfermedades multisistémicas, por tanto, también son un campo propio del internista.

    Otro papel clave del internista es el manejo de los cada vez más frecuentes pacientes pluripatológicos, con afectación de varios órganos vitales por diferentes enfermedades.

    También como interconsultor en pacientes quirúrgicos para el manejo pre y posoperatorio, etc.

    Y por último, no hay que olvidar que la mayoría de enfermedades frecuentes de cualquier órgano o sistema están al alcance del internista con la misma capacidad que los especialistas  “de órganos”: neumonías, EPOC, insuficiencia cardiaca, diabetes…

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *