Clínica dental - Adolfo Fernández 967 047 134 Albacete

Pimientos rellenos de arroz

Antes de pasar a los ingredientes, hay que aclarar que para este plato no vale cualquier pimiento. Tiene que ser uno que pese bastante. Rojo y bien oscuro. Que no tenga ningún golpe ni esté dañado por ninguna parte y a ser posible, con formas rectas y no muy retorcido. Se preparan quitando, a modo de tapa, una parte alrededor del tallo  y estirando, para que salga ese “corazón” lleno de pepitas. Luego con un cuchillo largo quitamos los “nervios” que recorren al pimiento hasta abajo por dentro, y al tallo le cortamos todo el corazón de pepitas. Cuidaremos que queden limpios por dentro y reservando con cuidado la “tapadera” para poder cerrarlos luego. Aquí contamos un pimiento por persona, pero si son grandotes, a lo mejor, podéis usar uno para dos.

Receta de Flow Cooking supervisada por la dietista-nutricionista de QuirónSalud Asunción Pedrón.

Ingredientes para 4 personas:

  • 150 gramos de gamba arrocera.
  • 150 gramos de magra a taquitos.
  • 1 calamar mediano troceado.
  • ½ pimiento picadito.
  • Tomate frito (un bote entero).
  • 3 dientes de ajo también picados.
  • Arroz (más o menos 70 gramos por persona y pimiento).
  • Pimentón y azafrán.
  • Sal y aceite.

Elaboración:

  • Pelamos las gambas. Aprovechamos las cáscaras para hacer un fumet; sofreírlas un poquito con muy poco aceite y luego cocerlas con un litro de agua. Lo trituramos y colamos. Reservamos el caldo.
  • Se sofríen la magra, el calamar y las gambas peladas  junto con los ajos y el pimiento (todo cortado a trozos bien pequeños).  Luego ponemos el pimentón a dorar un poco y añadimos todo el bote de  tomate.
  • Cuando está bien mezclado y bien sofrito añadimos el arroz y lo sofreímos bien con todo esta mezcla, para que vaya cogiendo todo el sabor.
  •  El siguiente paso  es  añadir el caldo de las gambas, bien caliente. Es importante no poner demasiado caldo, tiene que ser el justo para cubrir el arroz, de modo que al darle un par de vueltas casi se lo tome todo el arroz, no debe quedar caldoso, solo jugoso. Probar de sal.
  • Rápidamente debemos ir rellenando los pimientos con esta mezcla, antes de que el arroz se consuma todo el caldo. No se deben llenar a tope, porque luego el arroz crece y puede reventar los pimientos y no dejar que se cueza bien.  Cerrarlos cada uno con su tapa. Luego frotaremos con aceite todos los pimientos, para que una vez asados se pelen con más facilidad.
  • Los meteremos en el horno, previamente calentado a 180º durante poco más de una hora. A ser posible los colocaremos “de pie” para que no se salga en ningún momento ni el relleno ni el caldo. Aunque nos parezca que tienen poco caldo, con el jugo que sueltan los pimientos, se cuece totalmente el arroz. El único secreto es sofreír bien el arroz y ponerle el caldo caliente, para que luego quede suelto. ¡Buen provecho!
Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo