Condenados a una vida sin gluten

El precio de su cesta de la compra se multiplica, pero la enfermedad celiaca, aquella que se resume a la intolerancia crónica al gluten, cada vez se diagnostica antes y cada día se conoce mejor. Hoy se conmemora el Día internacional de esta patología con reivindicaciones ya tradicionales, como un mejor etiquetado de los productos, cartas sin gluten en los restaurantes y ayudas económicas para compensar el sobregasto que supone comer contracorriente. 

Tal y como recuerda la presidenta del Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de Castilla –La Mancha y dietista-nutricionista del Hospital de Villarrobledo, María del Mar Navarro, “la celiaquía es un trastorno inmunológico en individuos genéticamente predispuestos y que está provocado por la exposición de la mucosa intestinal al gluten del trigo, la cebada, el centeno y, probablemente, la avena”.

nutricionistas

Especialistas del Hospital de Villarrobledo se suman al Día del Celiaco. Fotografía: Eugenio Retamosa

Cuando el celíaco ingiere alimentos con gluten se lesiona el revestimiento del intestino delgado y comienzan a desencadenarse diferentes síntomas. “Clásicamente se describía un síndrome de malabsorción grave con esteatorrea (heces con grasa voluminosas) y pérdida de peso” pero Navarro recalca que un celíaco puede padecer también complicaciones fuera del tracto digestivo.

CLINICA BAVIERA

“Dolores óseos o de articulaciones, alteración del estado de ánimo (ansiedad, depresión, irritabilidad)”, además de otros síntomas menos frecuentes como “infertilidad, abortos de repetición, síntomas neurológicos (epilepsia, neuropatías y miopatías), osteoporosis, retraso en el crecimiento y talla baja”, apunta esta profesional.

Las doctoras María Montealegre y Mercedes Garridos, médicos especialistas en Aparato Digestivo, señalan que hay entre 7 y 10 nuevos casos de celiaquía confirmados cada año sólo Villarrobledo, aunque sospechan que la cifra real podría ser más alta, ya que existen bastantes casos sin diagnosticar. Además, advierten que la prevalencia es cinco veces mayor en niños (1:70) que en adultos (1:357) y el doble en mujeres que en hombres.

La celiaquía aún es una enfermedad incurable y una dieta exenta de gluten se presenta como el único tratamiento eficaz para combatirla. “Con ello se consigue la mejoría de los síntomas aproximadamente a partir de la segunda semana. La normalización serológica entre los 6-12 meses y la recuperación de las vellosidades intestinales en torno a los dos años de haber iniciado la dieta”, aclara María del Mar Navarro.

Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo
Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

Suscribete a nuestro newsletter

Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

Te has suscrito satisfactoriamente!