• El Defensor del Paciente acusa al Sescam

    Con cerca de 36.800 castellanomanchegos aguardando algún tipo de cirugía y una tardanza que ronda los 150 días en el Sescam, Castilla-La Mancha es una de las regiones peor paradas en el informe de 2019 de El Defensor del Paciente. De hecho, la propia asociación advierte de que el baile de cifras que manejan tanto el poder como la oposición tiene desorientada a la ciudadanía. Acusa al Gobierno de Castilla-La Mancha de falta de transparencia y nula inversión en los hospitales.

    El Defensor del Paciente explica que, según el Gobierno regional, Castilla-La Mancha tiene las mejores cifras en lista de espera de los últimos doce años. No obstante, la organización que preside Carmen Flores insiste en que el panorama es bien distinto: «no se ha recuperado la carrera profesional sanitaria, los profesionales de Atención Primaria andan en pie de guerra para que escuchen sus reivindicaciones, los contratos de transporte sanitario no cumplen las condiciones oportunas, se da un alto porcentaje de derivaciones de intervenciones a la privada y cancelaciones de citas por el déficit de facultativos, existen consultorios obsoletos a la espera de innovaciones, la sanidad rural se encuentra desatendida (…)».

    «Nula inversión en hospitales»

    En un contexto en el que ya han surgido dos movimientos en defensa de los hospitales, uno en Albacete y otro en Villarrobledo, la asociación denuncia la «nula inversión en los hospitales de la región». De hecho, explica que algunos centros sanitarios, como el Hospital de Almansa, tienen muchas deficiencias, especialmente el servicio de urgencias pediátricas, «ya que el recinto no está preparado con medios humanos ni técnicos, no hay UCI pediátrica y además muchas plantas están cerradas. Es decir, como en otros tantos hospitales, después de haber invertido millones de euros podemos calificarlo como abandonado”.

    «Una tesitura crítica e insostenible en Albacete»

    En este contexto, El Defensor del Paciente se detiene en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, se hace eco de las denuncias de sus profesionales, al tiempo que explica que «se enfrenta a una tesitura crítica e insostenible por la precariedad del estado de sus instalaciones, producto de la falta de espacio y tecnología, eso sin entrar a valorar las intolerables listas de espera de cirugía que soportan algunos de sus pacientes, aguardando más de dos años, situación que esta asociación ha denunciado ante la Fiscalía«.

    A juicio de El Defensor del Paciente, «la transparencia del Gobierno de Page queda en entredicho porque su discurso electoral no se corresponde con la realidad pese a tildar como “históricos” los registros de las listas de espera».

    Jefes de Servicio firman por sus pacientes

    Un caso de lista de espera, ante la Fiscalía

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *