• Albacete aspira a evitar cien muertes súbitas al año

    La sanidad pública albaceteña cuenta con un servicio, el de Cardiología, empeñado en proteger a toda la ciudad de paradas cardiacas. Para ello, está colaborando, junto a la Fundación Biotyc, en un proyecto para instaurar zonas cardioprotegidas.

    zonas cardioprotegidas
    Cardiólogos, el presidente de Biotyc y el gerente Ibrahim Hernández, en La Pulgosa.

    ¿Qué son las zonas cardioprotegidas?

    Las zonas cardioprotegidas son espacios que cuentan con equipos desfibriladores y personas adecuadamente formadas para actuar rápida y eficientemente contra las paradas cardiacas repentinas hasta la llegada de los servicios de emergencia.

    Para empezar, Biotyc ya ha dotado al Parque de la Pulgosa y al barrio Universidad de los equipos de desfibirladores. Ahora, los profesionales del Servicio de Cardiología están formando a las personas que podrán acceder a los aparatos.

    Las posibilidades de sobrevivir se multiplican por cuatro con una reanimación básica

    Tal y como explican los profesionales del Servicio de Cardiología, cada año los eventos de paro cardíaco se cobran miles de vidas. En Albacete, cada año se producen 100 muertes súbitas. Iniciar la reanimación cardiopulmonar (RCP) básica rápidamente puede multiplicar hasta por cuatro las posibilidades de sobrevivir a una parada cardiorrespiratoria y, sin embargo, estas maniobras solo se aplican en un 10 por ciento de las paradas cardiorrespiratorias presenciadas por la población.

    #enAlbacetesesalvanvidas

    Es por ello que se está desarrollando este ambicioso proyecto, que abarca diferentes ámbitos de la Reanimación Cardiopulmonar con la intención de abarcar a la mayor parte de la sociedad albacetense. Por un lado, realizando RCP poblacional (formación en reconocimiento precoz de la parada cardíaca, solicitud de ayuda vía 112 y RCP sólo con las manos). Por otro lado, con formación acreditada en RCP básica y uso de DESA (desfibrilador externo). Y, por último, con la creación de zonas cardioprotegidas que dispongan del DESA y del personal correctamente formado.

    Con todo ellos se aspira a tener un Albacete cardioprotegido como expone el lema de esta iniciativa: “#enAlbacetesesalvanvidas”.

    Y es que no hay que olvidar que el Colegio de Médicos o la Facultad de Enfermería también se han sumado a este interés por «formar» a la población en RCP.

    La iniciativa de fomentar la RCP cala en numerosos servicios sanitarios.

    También le puede interesar:

    Cardiología revierte la arritmia con congelación

    Lassus - Asociación de Ayuda contra el síndrome depresivo

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *

    Diario Sanitario · Sapere aude | Atrévete a saber

    Suscríbete a nuestra lista de correo

    Apúntate a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias de Diario Sanitario.

    Te has suscrito satisfactoriamente!