• El Molinar de Villa de Ves, una ruta ‘fantástica’

    Partimos del Embalse del Molinar, en Villa de Ves, hacia una ruta de diez kilómetros propia de los escenarios de El Señor de los Anillos. Albacete, Motilleja, Mahora, Fuentealbilla, Casas Ibáñez, Casas de Ves y, en algo más de una hora, llegamos a Villa de Ves. Siguiendo el río Júcar por un cañón, atravesando túneles y visitando ruinas desembocamos en una central hidroeléctrica abandonada a su suerte.

    El poblado en torno a la central, hoy abandonado, llegó a tener 1.500 habitantes

    A principios del siglo XIX, Hidroeléctrica Española compró la concesión del salto del Molinar a Enrique Gosálvez Fuentes, quien convirtiera Villalgordo del Júcar en el primer municipio de la provincia con luz eléctrica. Cuentan Fernando Arroyo y Rocío Piqueras, en Wikipedia, que en torno a la central surgió un poblado. «En él vivieron sus trabajadores, hasta alcanzar una población de 1.500 vecinos, y contó con ermita, economato, escuela y consultorio médico. Tras el cierre del complejo, la presa inundó las huertas y su población emigró ante la falta de oportunidades. Posteriormente, la falta de uso, la degradación natural, el vandalismo y el expolio han provocado su ruina».

    ​De hecho, esta ruta senderista, apta para todos los públicos, permite observar tanto el poblado como la central. Y, por desgracia, quien la recorra verá cómo parte de la historia de la provincia de Albacete se cae, literalmente, a pedazos.

    Los ‘andarines’ de Diario Sanitario nos embarcamos en esta ruta por un cúmulo de casualidades que nos llevó a recorrer un paisaje propio de Tolkien. En uno de los túneles sólo nos faltó Gollum para cerciorarnos de la llegada a la Tierra Media.

    El caso es que la hija de Manuel Martínez Vergara, el médico que nos guía cada semana en la sección de Senderismo, nos propuso que la acompañáramos. En realidad, la ruta la organizaba un grupo unido por los huertos urbanos de Albacete y el guía, de paciencia infinita, era uno de los aprendices de hortelano, Blas. Gracias a la amabilidad de este equipo y, por puro rebote, nos encontramos un domingo caminando por una ruta de cuento que rematamos, en muy buena compañía, en Los Gabrieles de Casas de Ves.

    La central, en ruinas

    Final de ruta en el Santuario del Cristo de la Vida

    El equipo B hizo una ruta de ida y vuelta y el A, más aventurero, con Manuel y su hija Lucía, se atrevió con una subida, con cuerda incluida, que no era apta para los aquejados de vértigo, que eran unos cuantos.

    Así, en una jornada improvisada, gracias a Blas y a los hortelanos de ‘Los Mirlos’, los ‘andarines’ de Diario Sanitario disfrutamos de una ruta de película con la mejor de las compañías. Después de visitar la central aún nos quedó tiempo para subir al Santuario del Cristo de la Vida, desde donde las vistas volvieron a dejarnos sin habla.

    📍 Aquí puede consultar la ruta en Wikiloc

    ➡️ Puede leer otras rutas en la sección ‘Senderismo’

    Comentar

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

    *